Argentina, Brasil, Chile y Paraguay buscan consolidar corredor bioceánico

 
 
Está pendiente también la construcción de un puente sobre el río Paraguay, por lo que son clave los acuerdos entre los países para financiar la ruta al Pacífico.
 
Se prevé que el corredor opere en 2018, pero aún faltan por pavimentar 500 kilómetros para quedar habilitado en su totalidad.
 

Santiago. Argentina, Brasil, Chile y Paraguay acordaron conformar un grupo de trabajo transversal para consolidar el corredor bioceánico, que conecte el sur de Brasil con los puertos del norte de Chile, informó hoy la prensa local.

Otro de los acuerdos a los que se llegó la víspera en la primera reunión del Grupo de Trabajo de Corredores Bioceánicos, integrado por 30 autoridades de gobierno y representantes de empresas privadas de los países involucrados, es mejorar la "gestión de trámites".

Se prevé que el corredor opere en 2018, pero aún faltan por pavimentar 500 kilómetros para quedar habilitado en su totalidad.

Está pendiente también la construcción de un puente sobre el río Paraguay, por lo que son clave los acuerdos entre los países para financiar la ruta al Pacífico.

En la reunión, el canciller chileno Heraldo Muñoz afirmó a sus socios que la infraestructura portuaria del norte del país está al servicio de otras naciones sudamericanas, para la integración regional.

Países como Paraguay o las provincias del norte argentino y los estados del occidente de Brasil sólo tienen salida para sus exportaciones por el Océano Atlántico, a través de puertos congestionados, como Santos, Rosario o Buenos Aires.

Para vender sus productos a China y otras naciones de Asia, les conviene salir por los puertos chilenos, para lo cual necesitan carreteras o líneas de ferrocarril a través de la Cordillera de los Andes que unan a esos países.

En el encuentro, el coordinador de Asuntos Económicos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, Joao Carlos Parkinson de Castro, dijo que "este corredor le da acceso al mar a provincias de tres países: el sur de Brasil, el norte de Argentina y Paraguay".

César Olmedo, director de Comercio Exterior de Paraguay, destacó la iniciativa por "unir las vertientes del Océano Pacífico y el Atlántico con el objetivo de facilitar la integración de nuestros pueblos".

Olmedo destacó que "Chile es la conexión más directa al Océano Pacífico con la que cuenta Paraguay".

El funcionario destacó los avances para concretar en un futuro la Zona de Apoyo Logístico Portuario en el sector de La Negra de Antofagasta.

Chile permitió a Paraguay usar casi dos hectáreas de terreno para sus instalaciones, lo cual facilitará sus exportaciones.

El país chileno, por su parte, podrá contar con un espacio similar en Villeta, ubicado a 20 kilómetros de la capital Asunción, sobre el Río Paraguay.

El corredor bioceánico recorrerá Campo Grande y Puerto Murtinho, en Brasil; Carmelo Peralta, Mariscal Estigarribia y Pozo Hondo, en Paraguay, y Misión La Paz, Tartagal, Jujuy, Salta, Sico y Jama, en Argentina.

La ruta se completará con las vías que llegarán a los puertos chilenos de la región: Antofagasta y Mejillones, además de Iquique y Arica.

Joao Parkinson, representante de Brasil, dijo que el corredor será un generador de empleo, inversión y ganancias para todos los países.

El delegado argentino, Atilio Alimena, recalcó que "el cruce de la cordillera de los Andes no es novedad. El paso fronterizo no es sólo el punto donde se cruza la frontera, sino que es el vínculo con las personas, las poblaciones".

Agregó que existe una diversidad de productos, y que hay un potencial inmenso que debería generar una integración real.