Por qué en América Latina no ha habido una integración regional como en la Unión Europea

¿Sabes qué significan estas siglas? Alalc, Aladi, CAN, SELA, ALBA-TCP, SICA, Unasur, Celac, Mercosur... Vista desde la distancia, la historia de la integración regional en América Latina puede parecer un juego de sopa de letras.

Desde la Alalc (Asociación Latinoamericana de Libre Comercio, creada en 1962) hasta la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, fundada en 2011), son muchas las iniciativas adoptadas en la región para actuar mancomunadamente.

Estos esfuerzos se iniciaron a principios de la década de 1960 en gran medida inspirados en la Comunidad Económica Europea (CEE), que desde entonces siguió evolucionando hasta la actual Unión Europea (UE).

Pese a que ha pasado por no pocas turbulencias, incluido el caso aún no resuelto de la salida del Reino Unido -conocido como Brexit- el europeo aún es considerado como el mecanismo de integración más exitoso del mundo.

La UE no solo dispone de un mercado único con libre circulación de bienes, servicios, trabajadores y capitales; también hay una moneda compartida por 19 de sus 28 miembros; una política exterior y de seguridad común.